parte medico donald trump
El médico del presidente Donald Trump, Sean Conley, y el equipo que lo trata por COVID-19

El médico del presidente Donald Trump, Sean Conley, aseguró que el mandatario de los EEUU “está muy bien”. Según detalló, lleva 24 horas sin fiebre y se siente bien. “Estoy como si pudiera irme hoy”, dijo el mandatario según reveló su equipo médico en al conferencia de prensa. Trump, de todas formas, continuará ingresado, pero la frase -explicaron- es un buen signo.

“La primera semana de Covid y en particular los días siete a diez son los más críticos para determinar el probable curso de esta enfermedad. En este momento el equipo y yo estamos muy contentos con el progreso que ha hecho el Presidente”, dijo Conley y agregó: “El jueves tuvo una leve tos y algo de congestión nasal, fatiga, todo lo cual se está resolviendo y mejorando”.

“Esta mañana el Presidente está muy bien”, insitió Conley. “Como se informó ayer, en consulta con este grupo, recomendé que lleváramos al Presidente a Walter Reed como medida de precaución para proporcionarle el monitoreo más avanzado y cualquier cuidado que pueda necesitar”. El médico presidencial aprovechó la conferencia de prensa para presentar al equipo multidisciplinario que lo atiende: los médicos Sean N Dooley, John Hodgson, Wesley R Campbell, Jason M. Blaylock, Robert Browning, Brian Garibaldi, y las enfermeras Juliana Lavopa y Megan Nasworthy

Dooley agregó q que el Presidente Trump no necesita suministro de oxígeno y no tiene dificultad para respirar o caminar. “Lo estamos monitoreando muy de cerca por cualquier evidencia de complicaciones ya sea de la enfermedad del coronavirus o de las terapias que estamos prescribiendo para mejorarlo”, dijo. “Está de un humor excepcionalmente bueno”.

Además, reveló que las funciones cardíacas, renales y hepáticas del Presidente son normales.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue hospitalizado por “precaución” este viernes por la tarde, apenas 18 horas después de recibir el diagnostico positivo por la COVID-19 y de experimentar síntomas leves de la enfermedad. La de este viernes fue una jornada frenética en Washington, con rumores sobre la salud de Trump y rastreo de sus contactos recientes, como el demócrata Joe Biden, que anunció que se había sometido a una prueba con resultado negativo.

Por la tarde y casi por sorpresa, el mandatario fue trasladado en helicóptero al hospital militar Walter Reed, en Maryland, donde permanecerá ingresado por tiempo indefinido ejerciendo sus funciones desde las oficinas presidenciales del centro médico.

Minutos antes Trump había salido caminando delante de las cámaras de televisión al jardín de la Casa Blanca para tomar el helicóptero que le ha trasladado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, en la que ha sido su primera aparición pública tras confirmarse la pasada madrugada su positivo por coronavirus.

Trump abandonó la mansión presidencial con una mascarilla, saludando a las cámaras y levantando el pulgar.

Durante el día, Trump recibió de su médico presidencial una dosis de ocho gramos del cóctel experimental de anticuerpos de la farmacéutica Regeneron conocido como REGN-COV2, sin embargo, ya en el Walter Reed inició terapia con el antiviral Remdesivir.

El Remdesivir es uno de los pocos fármacos que han probado ser útiles contra la COVID-19 y Estados Unidos acaparó en junio toda su producción, de la empresa estadounidense Gilead, en un movimiento que provocó críticas de otros países.

En desarrollo…

MÁS SOBREE STE TEMA:

Todo lo que se sabe hasta el momento sobre la salud de Donald Trump, positivo de COVID-19

Trump empezó su tratamiento con remdesivir para combatir el coronavirus y no necesita suministro de oxígeno

El primer mensaje de Donald Trump tras su hospitalización

Los misteriosos vuelos de dos aviones militares tras conocerse el contagio desataron especulaciones

LLUVIA DE POSITIVOS EN LA CASA BLANCA

Antes de los positivos de Trump y de la primera dama, Melania Trump, se conoció el de la asesora Hope Hicks, pero este viernes se ha informado de otras infecciones en el entorno presidencial que podrían haber ocurrido varios días atrás, como los senadores Mike Lee y Thom Tillis.

También han dado positivo la exasesora Kellyanne Conway, el jefe de campaña de Trump, Bill Stepien; la presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, y el presidente de la Universidad de Notre Dame, John I. Jenkins.

Lee, Tillis, Conway y Jenkins coincidieron el sábado en la Casa Blanca en el acto de presentación de la jueza nominada por Trump para el Tribunal Supremo, Amy Coney Barrett, ceremonia en la que la mayoría de asistentes no llevaba mascarilla.

A todo esto, se suma que el moderador del debate presidencial del martes, Chris Wallace, reveló que Trump no se sometió a la prueba del coronavirus como estaba estipulado ya que no llegó al evento con tiempo suficiente.

Su rival en las elecciones, el demócrata Joe Biden, dio negativo este viernes al test que se hizo en respuesta al positivo de Trump. Además, su campaña retiró todos los anuncios electorales negativos contra el presidente.

CAMPAÑA SUSPENDIDA

A un mes exacto para las elecciones presidenciales, el positivo y el posterior ingreso hospitalario han obligado a Trump a suspender o posponer sus actos de campaña, empezando por el mitin que tenía previsto la noche de este viernes en Florida.

Además, Stepien, su jefe de campaña, tampoco podrá coordinar sobre el terreno las estrategias electorales tras haber contraído también la enfermedad, que en Estados Unidos se ha cobrado ya la vida de al menos 208.695 personas. EFE



Fuente: infobae