INDIANÁPOLIS (AP) — Josef Newgarden no tiene intención de dar por perdida la defensa de su título esta temporada. Sabe que sigue viva la oportunidad de mantener la corona un año más.

El piloto, dos veces campeón de la IndyCar, se escapó del resto de los monoplazas en las últimas 18 vueltas del viernes y consiguió su tercer triunfo de esta campaña, con un margen de 14,2940 segundos sobre Alexander Rossi.

Con el triunfo en el Harvest GP, Newgarden se acercó a 40 puntos del cinco veces campeón Scott Dixon, quien llegó a tener ventaja de 120 puntos, a falta de dos carreras.

“Fue un gran día”, admitió Newgarden. “Era lo que necesitábamos. Comentamos que necesitábamos carreras perfectas al final de la temporada y lo hicimos en la primera de las últimas tres”.

Para Newgarden fue además un paso adelante.

El piloto de 29 años, nacido en Tennessee, peleó con valentía ante tres dueños de equipos —Sarah Fisher, Ed Carpeter y Roger Penske— para desfilar por el carril del ganador. Logró el 17mo triunfo de su carrera, saliendo del segundo puesto, y lideró la carrera en 34 de las 85 vueltas.

No fue tan fácil como pareció. Primero, tuvo que pelear con Colton Herta hasta que se le desgastaron los neumáticos y extendió la ventaja cuando Rossi quedó atrapado en el tráfico.

“Hemos estado entre los mejores cinco muy seguido en los últimos cuatro o cinco años, simplemente no había ocurrido”, dijo Newgarden. “He tenido un par de eventos así y este fue uno de esos. Sabía que lo resolveríamos y que eventualmente nos resultaría. Hoy fue ese día. Teníamos un buen auto y no sucedió nada extraño”.

El neozelandés Dixon nunca fue rival. Inició en el 12mo puesto y ascendió hasta el quinto.

Posteriormente cayó a noveno y los neumáticos desgastados hicieron que terminara en el césped a dos vueltas del final. Tendrá oportunidad de recuperar la ventaja el sábado, cuando los pilotos regresen al Indianápolis Motor Speedway para el evento de 14 vueltas y 2.439 millas en el que será el segundo de una doble cartelera este fin de semana.

La temporada termina el 25 de octubre en St. Petersburg, Florida.

Rossi cree que podría haber presionado a Newgarden —si no hubiera recibido una penalización.

“La penalización nos costó tiempo, posiciones en la pista y después quedamos detrás de varios autos”, dijo. “Él (Newgarden) estaba en negro, nosotros en rojo. No digo que hubiéramos ganado, pero si ves la carrera, hubo mucho que nos quitaron”.

El novato Rinus VeeKay, quien ganó la primera posición de salida, fue tercero. Herta terminó cuarto.



Fuente: infobae