Foto: Facebook Divecity
Foto: Facebook Divercity

La pandemia de COVID-19 ‘cobró la vida’ de otro emblemático parque de diversiones en Colombia: Divercity. El icónico parque temático en el que los niños jugaban a ser grandes a través de todo tipo de profesiones, y en el que incluso recibían dinero ficticio por su labor, no soportó el cierre por más de seis meses a causa de la cuarentena y cerró definitivamente sus sedes en Bogotá y Medellín.

Recientemente, Eduparques, propietaria de Divercity, informó que por un déficit económico a causa de la pandemia tuvo que dar por terminadas sus operaciones en Medellín y en la capital del país. Para la compañía es una situación bastante desalentadora luego de que en el 2018 anunciaran su expansión a Bucaramanga, Popayán e Ibagué. La noticia llega también como un baldado de agua fría para los padres, pues para muchos niños ir al parque se había convertido en un plan recurrente en el que experimentaban y aprendían.

Ni con protocolos

Pese a que en agosto pasado el Ministerio de Salud dio a conocer los protocolos de bioseguridad aprobados para los parques de diversiones, reservas naturales y jardínes botánicos, la mayoría de alcaldes locales no han dado luz verde para que dichos establecimientos abran sus puertas al público.

La sede del parque infantil en Bogotá, en el Centro Comercial Santafé, contaba con 5.200 metros en los que funcionaban atracciones para niños desde los 3 hasta los 13 años de edad. Por su parte, en Medellín tenían un área de 2.900 metros cuadrados en el que había más de 15 atracciones para que los ‘diverciudadanos’ jugaran a ser chefs, médicos, periodistas, bomberos, policías, entre muchas otras profesiones. Eduparques aún no ha definido qué pasará con la sede del parque en la ciudad de Barranquilla.

‘El parque vocacional’

En el año 2006, Divercity justamente nació en el Centro Comercial Santafé, al norte de Bogotá, después llevó su idea a ciudades como Barranquilla y Medellín. Este parque para niños logró expandirse a Perú, Guatemala y Panamá. De hecho, fue tanto el éxito del establecimiento, que sus propietarios pensaron en desarrollar un parque con estas características en México.

Los esfuerzos corporativos aunados se fueron al abismo después de que la pandemia obligó el cierre de lugares que aglomeraban personas como los parques de diversiones. Por su naturaleza, Divercity propiciaba ambientes cerrados, contacto social con menores de edad y poco distanciamiento social: un escenario impensado en tiempos de COVID-19.

En redes sociales se evidencia el sinsabor de una generación que creció asistiendo a este establecimiento, que llegó a ser conocido como el ‘parque vocacional’ debido a que desde la infancia, muchos niños podían ejercer su profesión soñada.

Según informes de prensa, Divercity atendía más de 450.000 visitantes al año en Bogotá, más de 310.000 en Medellín y más de 300.000 en Barranquilla. Además, implementaron un formato viajero en el que llevaban la experiencia de ser grandes a los niños de Cali, Manizales, Ibagué y Cartagena.

Cierre de cientos de empleos y pactos comerciales

El cierre del parque no solo genera un sinsabor en los niños y padres de familia, múltiples marcas como Doria, Caracol Radio, Offcorss, entre muchas otras, han perdido la oportunidad de publicitar con las nuevas generaciones. Además, el cierre de este imperio de la diversión ocasionó que en Bogotá se quedaran sin empleo al menos 200 personas; en Medellín, 100, y en Panamá y Lima, 120 en cada uno.



Fuente: infobae