Estados Unidos convenció a Armenia de aceptar el principio de un alto el fuego en el conflicto de Nagorno Karabaj y está tratando de convencer a Azerbaiyán de que haga lo propio, dijo el domingo el asesor de Donald Trump en seguridad nacional.

“A pedido del presidente, pasamos todo el fin de semana” tratando de “hacer la paz entre Armenia y Azerbaiyán”, declaró Robert O’Brien en CBS.

“Armenia ha aceptado un alto el fuego. Azerbaiyán todavía no. Estamos tratando de convencerlos de que lo hagan”, agregó, sin dar más detalles.

En una reunión en el estado de New Hampshire, y tras haber destacado sus esfuerzos diplomáticos para promover la paz en varias regiones del mundo, Donald Trump, candidato a su reelección el 3 de noviembre, lanzó: “Y ahora tenemos a Armenia”.

“Son gente increíble, luchan como diablos”, agregó. “¿Saben qué? Vamos a conseguir algo”, dijo a la multitud. “Los problemas que tienen, las muertes, las peleas y todo lo demás, eso lo vamos a solucionar, va a ser fácil”, aseguró, sin brindar mayores explicaciones al respecto.

Estados Unidos forma parte, junto con Francia y Rusia, del Grupo de Minsk, formado desde hace mucho tiempo por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para ser el principal mediador en este conflicto.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, recibió a sus homólogos de Armenia y Azerbaiyán por separado el viernes, instándolos a “poner fin a la violencia” y “proteger a los civiles”.

Unos días antes, el jefe de la diplomacia del país norteamericano había dicho que esperaba que Armenia pudiera “defenderse” contra Azerbaiyán, dando la impresión de que estaba apoyando a una de las partes en conflicto.

Los dos países se acusan mutuamente de haber atacado a la población civil desde el inicio de las hostilidades el 27 de septiembre en esta región montañosa de Azerbaiyán controlada por separatistas armenios apoyados por Ereván.

fff/leo/dg/lp



Fuente: infobae