“Argentina, nací para esto”, con esa frase, que muchos recordarán de la histórica batalla con Kodigo en el 2015, Tata resume por qué ocho años después de su primer título es el nuevo campeón de la Final Nacional Red Bull Batalla de los Gallos Argentina. El escenario es una ronda con los jurados, el DJ, la presentadora y los participantes mirando al centro de la escena, así como en las competencias under donde todos forjaron sus propios estilos, muy variados entre sí. El torneo contó con más de 800 mil visualizaciones por el canal oficial de Red Bull (la TV Pública también transmitió el evento) y se realizó por primera vez en un estudio de TV y sin público presente.

La competencia logró alcanzar una enorme expectativa en la previa, principalmente por la grilla de competidores: raperos históricos que volvían de largos parates y jóvenes promesas. Sin embargo, se vio un torneo bastante deslucido a nivel desempeños, sin grandes rimas ni acotes. La falta de público, claro, colaboró a que la Final fuera algo apagada. De todos modos, Tata fue un justo campeón que tendrá que representar al país en la Final Internacional que se realizará el 12 de diciembre en República Dominicana.

La final, a diferencia de las otras instancias, fue con tres rounds: cinco entradas a capella por competidor, un minuto con emojis para cada rapero y un 4×4 libre. El enfrentamiento entre Wolf, último subcampeón, y Tata, el único campeón entre los competidores, fue sin concesiones. Cada uno expuso sus armas, el campeón con su flow y el subcampeón con sus rimas filosas. Sin lucirse mucho, y con réplica (algo así como un round para desempatar) mediante, pero con la fluidez que lo caracteriza desde hace años, el ganador de la Final Nacional 2012 pudo repetir resultado y convertirse en el nuevo bicampeón argentino.

Tata, el nuevo campeón de la Red Bull Batalla de los Gallos Argentina

La batalla que inició la histórica jornada fue entre uno de los debutantes y el que resultaría campeón: Kusa vs Tata. La primera ronda, con los participantes algo fríos, estuvo igualada. Sin embargo, en el minuto a sangre fue Tata quien mostró por qué lleva tantos años en el máximo nivel. El final de su minuto libre le alcanzó para llevarse por unanimidad el primer cruce de la tarde.

El segundo enfrentó a Zaina, una de las jóvenes promesas de la escena, y MP, un competidor con mucha historia en plazas -”de la camada de los pibes del Quinto”, como acotó el rapero haciendo referencia al Quinto Escalón, la reconocida competencia under que se hacía en el Parque Rivadavia-. La experiencia, finalmente, y un par de rimas picantes, le dieron la victoria a MP.

El enfrentamiento siguiente fue entre Roma y Mecha. El primer round encontró a Roma un poco mejor, fluyendo más cómoda. Pero el rapero nacido en Córdoba lo pudo dar vuelta con un hermético e impecable minuto libre, donde no le dejó ninguna posibilidad a Roma a lanzar alguna respuesta a todo lo que iba rimando. Así, Mecha cumplió con la lógica y se llevó su primera batalla de forma unánime.

Cuadro inicial de la Red Bull Batalla de los Gallos

El último enfrentamiento de la llave fue entre Nacho y Brasita. El flow de la última campeona de Federación Femenina de Freestyle (Triple F) fue su mayor fortaleza, pero pareció que esperaba que Nacho le soltara alguna rima por ser mujer, algo bastante común en las batallas pero que, esta vez, no sucedió. En voto dividido –Trueno votó réplica- la batalla fue para el nacido en Morón.

El primer enfrentamiento de la otra llave puso a competir a dos candidatos a llevarse la corona de campeón, Cacha y Stuart. Este último sacó un poco de ventaja durante el primer round de 120 segundos, pero su rival lo pudo nivelar durante el minuto libre. Así se dio lugar a la primera réplica de la tarde. Luego del desempate de 4×4 en 120 segundos fue Cacha quien se llevó la victoria, no sin algo de polémica también.

La siguiente batalla fue entre el mendocino Sub y Klan. Es un enfrentamiento que siempre trae buenas rimas y que se convirtió en un clásico de los últimos años (sobre todo por los cruces en FMS). Esta vez fue, réplica mediante, para el oriundo de la zona sur de la Provincia de Buenos Aires Klan. Sin dudas, el competidor de Red Bull que más representa al rap, algo que confirman siempre sus rivales.

Tata, el nuevo campeón de la Red Bull Batalla de los Gallos Argentina

Después llegó el turno de uno de los participantes más esperados de la jornada. Acru, que volvió a Red Bull después de cinco años, le tocó enfrentarse a Tiago, uno de los raperos que más futuro tiene. Con un paso irregular, Acru no pudo hacer pie ni en la batalla ni en la réplica, por lo que Tiago se terminó llevando la victoria. Mención aparte para la rima de Acru en la que tiró que si Cancerbero (rapero mítico venezolano) siguiera vivo haría una colaboración con él.

Por último, llegó la batalla entre Dani, cuyo regreso generó mucha expectativa, y Wolf, el subcampeón vigente. Durante los primeros 120 segundos se lo vio más cómodo fluyendo y aplicando las temáticas al hincha de Racing. Este le habló al jurado y aseguró que le habían regalado la réplica a su rival, quien no pudo terminar de asentarse durante todo el enfrentamiento. La definición fue, sin dudas, para Wolf.

En los cuartos de final el primer round invitaba a los competidores a rimar durante 60 segundos con palabras que aparecían en las pantallas. La segunda ronda, por otro lado, les daba a los participantes un minuto libre para desplegar todo su talento.

En el primer enfrentamiento de cuartos se vieron las caras Tata y MP. Este último pareció mostrarse algo por encima de su rival durante toda la batalla pero en la réplica no pudo acomodarse, por lo que el campeón de Red Bull en 2012, a base de buenas respuestas y mucho flow, pudo dar vuelta el resultado y pasar a las semifinales.

Tata, el nuevo campeón de la Red Bull Batalla de los Gallos Argentina

Nacho y Mecha fueron los siguientes en ponerse en el centro del estudio para dar su propio show, que, después de dos réplicas, fue victoria para el nacido en Córdoba. Una batalla que encontró a Mecha un poco por encima de su rival tanto en los dos rounds iniciales como en las réplicas. Los siguientes dos duelos fueron triunfos para los históricos: Klan, que enfrentó a Cacha, y Wolf que eliminó a Tiago.

En el inicio de las semifinales ponía sobre el escenario una caja con objetos para cada competidor. Debían rimar durante cinco patrones a capella con los distintos elementos que podían encontrar en su baúl. El segundo round, los clásicos 120 segundos en 4×4. Tata frente a Mecha fue la primera semi, que mostró al histórico raper en su mejor momento, fluyendo sobre la instrumental como solo él sabe hacerlo y el jurado le dio el pase a la final.

Mientras que el otro cruce enfrentó a dos de los freestylers más crudos de la escena como Klan y Wolf. Fue batalla bien hardcore, con rimas duras y filosas, siempre al límite. Dos raperos que se conocen hace muchos años y que sabían que iba a ser difícil vencer al contrincante. Finalmente, Wolf consiguió por segundo año consecutivo el pase a la gran final.

Esta edición estuvo marcada por muchas novedades que, con suerte, pasarán a ser una constante de los próximos años. Cada vez más mujeres compitiendo y jóvenes que dejaron de ser promesas para convertirse en realidad acompañados de históricos que, con nivel y talento, siguen dando que hablar por su nivel de competitividad.

Seguí leyendo:

Trueno, campeón e ídolo del rap actual: “Me siento la voz de un montón de gente que no puede hablar”

Skone, campeón de la Batalla de los Gallos España 2020: “No hay nada más hip hop que llenarle la heladera a tu madre”



Fuente: infobae