Las 40 mil víctimas fatales del COVID-19 y la debacle económica tras la extensa cuarentena ponen en tela de juicio cómo el Gobierno abordó la pandemia. A un año de haber asumido Alberto Fernández, Argentina acumula más de 20 millones de personas sumidas en la pobreza y otros tres millones y medio de desocupados. En este contexto, el ex presidente del Banco Central, Carlos Melconian, analizó la coyuntura, la gestión del Poder Ejecutivo y los problemas estructurales que el país sufre desde hace décadas.

“La pandemia es un imponderable. Nos dimos cuenta de que salió todo mal en lo sanitario con el diario del lunes, pero en lo económico es una piña”, declaró Melconian en diálogo con Alfredo Leuco en TN. Al comparar la estrategia argentina para enfrentar al coronavirus con la de los demás países, el economista ironizó: “Argentina es el chanchito que hizo la casa de paja. En lugar de acumular, no tiene fondo de pensión, crédito externo ni crédito interno”.

Melconian explicó que en el resto del mundo en vez de debatir “lo que se discutió acá con la cuarentena y las libertades públicas, para que afloje lo menos posible el nivel de actividad y la producción se bajaron los impuestos”. En contraposición, señaló que la administración de Alberto Fernández “subió los impuestos en medio de la pandemia”.

Además del “imponderable” coronavirus, remarcó que el Gobierno “tampoco resolvió el tema político, arrancó mal parido el primer día y va mal”. “Volvió a quedar confirmado desde el punto de vista del formato la revalidación de regulaciones, intervencionismo público y congelamientos, como si fueran parte de la medicina”, agregó.

Ante este panorama, el ex titular del Banco Central durante un año de la gestión de Mauricio Macri, consideró que “tiene que aparecer la luz de tres tipos que razonen qué quiere el país y cómo se compara con el resto de Latinoamérica, adónde quiere ir y qué quiere hacer”. “Se sabe por qué nos fue mal”, continuó, aunque sostuvo que la clase dirigente “en privado, entiende”, pero después “nadie se atreve a decir que esto es fabricar pobres, hay mucha hipocresía”.

Ante la grave crisis que atraviesa la Argentina, para Melconian el principal problema que afecta desde hace años es “la falta de crecimiento económico, sin ninguna duda”. “Sin ir al ’83, solo del 2001 a la fecha, la inflación ha sido de 7.500%”, añadió sobre la otra gran preocupación.

la-pobreza-afecta-al-40,9-%-de-los-argentinos,-disparada-por-la-pandemia_optimized.jpg
Argentina acumula más de 20 millones de personas sumidas en la pobreza

“La clase dirigente tiene que tomar nota porque la calidad de vida promedio del argentino ha retrocedido a 2004 o 1990″. Con 12 años de estancamiento durante las dos presidencias de Cristina Kirchner y una de Mauricio Macri “llevan la pobreza al 30%; Macri le agregó 5 puntos más y ahí llega este Gobierno”, afirmó. “Hay 42% de pobreza, solo superado por el 2001, más indigencia, más desempleo y con un deterioro formidable en dos variables claves: se derrumbó la tasa de trabajo formal y como nunca en la historia se derrumbó la tasa de inversión”, sentenció.

En efecto, definió como “movilidad social descendente” el hecho de que en las últimas décadas “lo único que se hizo fue incrementar la informalidad, el cuentapropismo y el sector público”. “Subieron los impuestos, el gasto público, la informalidad, tenés más pobres, ¿Cómo es la historia? No es un gobierno o dos, son 37 años”, enfatizó.

Por último, Melconian también apuntó contra Martín Guzmán: “Cada reportaje que aparece el ministro sigue mintiendo”. “No entiendo, es una persona formada en una universidad americana que viene y se mete en el quilombo de la política al pedo”, criticó y reclamó que a la gente “no le tienen que mentir”. Tras graficar el duro contexto, le envió un mensaje a la clase dirigente: “O la política toma nota de esto o estamos complicados”.

Seguí leyendo:

Actividad en caída, desocupación y pobreza: el impacto económico de la pandemia

Las 40.000 muertes interpelan las decisiones políticas y sanitarias que asumió Alberto Fernández para contener al COVID-19



Fuente: infobae