SAN JOSÉ, 21 dic (Reuters) – El gobernante de Costa Rica, Carlos Alvarado, anunció el lunes el relevo de los ministros de Presidencia, Trabajo y de la Mujer como parte de un plan para revitalizar su debilitada gestión, en medio del impacto económico y social de la pandemia del coronavirus al cumplirse dos terceras partes de su mandato.

Costa Rica, país líder en índices de calidad de vida en el istmo centroamericano, fue escenario en octubre de unas inusuales protestas sociales contra un plan del Gobierno para conseguir un refinanciamiento de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco del combate al virus.

Con el menor respaldo popular de todo su mandato, del 15%, cuando llegó a ser del 65%, Alvarado (2018-2022) anunció que Marcelo Prieto dejará de ser ministro de Presidencia, cargo que asumió en mayo con tareas de coordinación del gabinete, vocería y enlace con el Congreso, dominado por partidos de la oposición.

Su lugar lo ocupará la politóloga Geannina Dinarte, que a su vez deja la cartera de Trabajo en manos de la socióloga Silvia Lara, actual viceministra de Presidencia, con la presión de tener que contrarrestar una tasa de desempleo del 22% que duplica la del 2019.

Para el cargo de ministra de la Mujer fue designada Marcela Guerrero, en lugar de la exdiputada Patricia Mora, que renunció por diferencias con Alvarado sobre el potencial convenio con el FMI.

“El cambio es una constante en la vida, pero los rumbos no cambian cuando un país necesita tener fuerza”, dijo en un acto de las fuerzas antidrogas Alvarado, que afronta una severa crisis económica, con una contracción proyectada del PIB del 4,5% y un déficit fiscal cercano al 9% al terminar el 2020.

El Gobierno iniciará en la primera quincena de enero la negociación del acuerdo con el FMI, para acceder 1.750 millones de dólares y mejorar las perspectiva ante los mercados internacionales, a pesar de la oposición de grupos de trabajadores públicos y de agricultores.

La pandemia mantiene los hospitales públicos saturados y ha dejado hasta ahora casi 160.000 personas infectadas y 2.000 muertes asociadas al virus.

(Reporte de Álvaro Murillo; Editado por Raúl Cortés)



Fuente: infobae