El caso había conmocionado a la opinión pública y su nombre se convirtió en noticia desde el mismo días del hecho que le costó la vida a un niño de 5 años: luego de estar más de una semana prófugo, se entregó Ricardo Emanuel Papadopulos, el joven de 21 años que atropelló y mató a Isaac Sus y dejó con graves heridas a su mamá Debora, para luego fugarse a toda velocidad hace ocho días en el barrio porteño de Flores.

“Yo manejaba, pido disculpas y perdón”, alcanzó a decir el joven mientras ingresaba a la alcaldía 14 de la ciudad de Buenos Aires, donde permanece alojado a la espera de lo que determinen las autoridades.

La jueza Patricia Guichandut, titular del juzgado Criminal y Correccional Nº 62, que lleva la causa, había dispuesto ayer la liberación de Rubén Papadopulos, padre del joven, quien se había presentado días atrás e indicado que el auto que provocó la muerte de Isaac era de su propiedad.

Desde ese momento, cuando se advirtió que el padre no conducía el auto en el momento del siniestro, se puso en marcha un enorme operativo para encontrar al responsable del hecho.

Tenemos a todo el aparato estatal buscando al prófugo. Alguien lo está protegiendo fuertemente”, señalaron a Infobae fuentes de la investigación.

En concreto, tres fuerzas policiales empezaron a trabajar en forma coordinada junto a dos fiscalías que estuvieron abocadas casi por completo a la tarea. Con allanamientos y tareas de inteligencia bajo secreto de sumario. Los investigadores intentaban desarticular la estructura que lo mantenía en la clandestinidad.

A la par, mientras se realizaba la búsqueda, su padre, Rubén Papadopulos juraba una y otra vez que no sabía nada de su hijo, quien a esta altura ya tenía un pedido de captura internacional.

Finalmente, el joven se entregó este mediodía a la División Homicidios de la Policía de la Ciudad, ubicada en la avenida Scalabrini Ortiz 1.350, del barrio porteño de Palermo.

Ahora Ricardo Papadopulos será indagado para conocer su versión de los hechos, principalmente lo que hizo tras fugarse, y dónde se escondió en todo este tiempo. Fuentes de la investigación comentaron a la agencia Télam que la entrega se definió tras un acuerdo previo entre su abogado, Roberto Herrera, y la Justicia.

El representante legal del responsable de la muerte del niño llegó al lugar minutos después de las 13 y reafirmó que el joven “manejaba el auto y se fugó porque no tenía registro y se asustó”. Además, se negó a revelar dónde se refugió Papadopulos en los últimos días, antes de presentarse ante la Justicia. Lo que está claro es que seguirá detenido.

Un dato extra que adelanta la estrategia de defensa: Herrera consideró que “el camionero que cruzó en rojo en el momento del hecho tuvo responsabilidad porque le tapó la visión” a su cliente. “El chico no para de llorar, creo que el camionero tendría que ser citado”, reclamó ante la prensa.

Isaac murió el jueves 17 de diciembre a las 23 horas cuando cruzaba la avenida Directorio junto a su mamá a la altura de San Pedrito, y fueron embestidos por un Volkswagen Golf GTI blanco que circulaba a gran velocidad.



Fuente: infobae